¿CÓMO CONTACTARNOS?

1 Utiliza los formularios web.
2 Por MP en nuestras redes.
3 Llamanos por teléfono

Si observaste o tomaste conocimiento de una irregularidad, podes realizar tu denuncia. Nuestro compromiso de gestión incluye mediar y analizar situaciones irregulares en el ejercicio y práctica de nuestro deporte.

HORARIOS

Lun-Vie 9:00AM - 6:00PM

Comunicate por teléfono en este rango horario.

Partidos memorables: Argentina-Brasil 2012, un clásico teñido de celeste y blanco

Domingo, 18 de Julio de 2021 / Publicado en Efemerides, Selección Mayor
Post Image

Nueva entrega de la sección en la que recorremos los encuentros más destacados de la Selección en Juegos Olímpicos. Hoy, una nueva edición del duelo sudamericano, plagado de condimentos peculiares.

“Creíamos que era un rival que, después de ganarles en Mar del Plata (2011) y en Turquía (2010), teníamos idea de cómo plantearles el partido; pero también sabíamos que era el Brasil más poderoso de los últimos años, especialmente en el juego interior, que nunca jamás fue nuestro fuerte”.

En los Juegos Olímpicos de Londres 2012, Argentina volvió a superar con éxito una fase de grupos, y en Cuartos de Final los dirigidos por Lamas chocaron con el conocido Brasil. Juan “Pipa” Gutiérrez habla de ese cruce como si fuera ayer.

“Ese partido lo tengo en el recuerdo como uno de los mejores que me tocó disputar con la camiseta argentina. Obviamente fue un laburo que me costó muchísimo, porque me tocó por momentos enfrentarme a Tiago Splitter, por momentos a Nené, otros a Varejao, jugadores que eran físicamente muy superiores a mí, y que el trabajo que había que hacer era muy difícil y hasta complicado con el arbitraje, por el hecho de no cargarme de faltas, pero yo tenía en claro cuál era mi rol”, señala el Pipa.

Y sin dudas, una vez que se atraviesa la primera ronda, cualquier equipo que toque va a ser complicado. “Cuando ya estás en Cuartos, sabés que de ahí en más te toca cualquiera de los ocho mejores equipos del básquet mundial”, indica Gutiérrez, y Pablo Prigioni coincide: “A pesar de que en torneos anteriores nos había tocado enfrentarlos y nos había ido bien, en esa instancia de un Juego Olímpico, a un partido, todo puede pasar, y uno nunca está tranquilo de que le va a ir bien. Estábamos confiados de que podíamos hacer un buen encuentro”.

El cotejo comenzó parejo, y fue palo y palo hasta que en el segundo cuarto el elenco albiceleste pasó al frente para nunca más volver a estar abajo, gracias a una férrea defensa del aro propio. Sin embargo, en el último capítulo, Leandrinho Barbosa ajustó la puntería (anotó 13 de sus 22 puntos), y sumado a la gran actuación de Marcelinho Huertas, la verdeamarela se puso a tres puntos con un minuto por jugar (74-71). En ese momento, los dirigidos por Lamas, con el empuje anímico del Chapu Nocioni, volvieron a defender duro para cerrar el encuentro 82-77, y meterse nuevamente en una semifinal olímpica.

“Lo que más me acuerdo es, primero, los triples. Tuvimos muchos aciertos en momentos clave, triples desde la esquina de Prigioni, Delfino, un par de tiros de Manu que fueron tremendos, y lo que encima destacaba era la energía de Chapu. Cómo nos contagió en ese juego fue espectacular. Estuvo todo el día diciéndonos que teníamos que ganarles. Era como una mezcla de inflarnos de energía y al mismo tiempo de optimismo”, detalla Gutiérrez.

Hernán Jasen también se tomó un momento para recordar el partido: “Siempre voy a recordar es el momento previo a salir a jugar. Las dos selecciones teníamos que salir casi al mismo momento al campo de juego, por la presentación. . Lo que hicimos nosotros fue esa piña, ese grupo, y empezamos a saltar y movernos, a gritar. Era nuestro ritual, pero lo hicimos con mucha más fuerza, para demostrarnos a nosotros, y al rival, que ahí estábamos, que estábamos esperando el partido, que teníamos unas ganas locas de jugar. Nosotros queríamos dejar de manifiesto que para ganarnos iban a tener que tener una intensidad más alta que la que íbamos a dar nosotros, que sabíamos que iba a ser la máxima posible”.

Sin embargo, Prigioni no había llegado al 100% a ese partido decisivo, sino que se había perdido el encuentro con Túnez y el de Estados Unidos: “Fue un torneo muy difícil para mí. Después de una muy buena preparación y un gran primer juego con Lituania, empecé a tener problemas de salud que derivaron en un problema renal que me tuvo apartado de varios juegos, incluso estuve a punto de volverme a casa. Al final me recuperé un poco y decidí intentar continuar. Llegué a los últimos juegos muy justo y en especial a ese con Brasil”, precisa el hoy asistente técnico de Minnesota Timberwolves.

Como si fueran pocos condimentos, en el banco brasileño estaba nada más y nada menos que Rubén Magnano. “Enfrentarlo siempre era muy difícil, eran partidos que se planteaban con mucho roce físico, muy atentos en la defensa; ellos lograban hacerte jugar muy incómodo, y tenían dos o tres jugadores especialistas defensivos, pero con muchísimo potencial, como Nené, o Alex García, que son realmente muy difíciles de superar, y para él, y la clase de planteos que propone, eran como sus ases de espadas”, puntualiza el Pipa.

Por su parte, Prigioni subraya: “El hecho de que Rubén fuera el entrenador de Brasil creo que siempre ha sido un factor de motivación para todos nosotros. No sabría explicar el porqué, simplemente, en mi caso personal, me motivaba. Quizás por el respeto a su figura”.

“Lo recuerdo como un juego que lo resolvimos en base a defender y a través de nuestro juego de conjunto mas allá de las individualidades”, concluye Pablo.

ARGENTINA 82 – BRASIL 77

Argentina (82): Scola (17), Ginobili (16), Prigioni (6), Delfino (16) y Nocioni (12) -equipo inicial-, Campazzo (3), Juan P. Gutiérrez (11), Leonardo Gutiérrez y Jasen (1). DT: Julio Lamas.

Brasil (77): García (10), Huertas (22), Barbosa (22), Varejao (4) y Splitter (6) -equipo inicial-, Machado (2, Taylor (2), Giovannoni (2), Hilario (7) y Vieira. DT: Ruben Magnano.

Árbitros: Juan Arteaga (ESP), José Carrión (PUR) y Recep Ankarali (TUR).
Parciales: 23-26, 23-14, 18-14 y 18-23.
Estadio: North Greenwich Arena.

INGRESE CON SU CUENTA PARA TENER ACCESO A MATERIAL DIFERENCIADO

CREAR CUENTA

OLVIDÓ SU CUENTA?

REALIZÁ UNA DENUNCIA

Accedé a nuestra Política de Transparencia, los valores estratégicos de gestión y el alcance de aplicación de nuestra organización.

La Confederación Argentina de Básquetbol tiene entre sus objetos la organización de la actividad. Si observaste o tomaste conocimiento de una irregularidad, podes realizar tu denuncia. Nuestro compromiso de gestión incluye mediar y analizar situaciones irregulares en el ejercicio y práctica de nuestro deporte.

SUBIR