¿CÓMO CONTACTARNOS?

1 Utiliza los formularios web.
2 Por MP en nuestras redes.
3 Llamanos por teléfono

Si observaste o tomaste conocimiento de una irregularidad, podes realizar tu denuncia. Nuestro compromiso de gestión incluye mediar y analizar situaciones irregulares en el ejercicio y práctica de nuestro deporte.

HORARIOS

Lun-Vie 9:00AM - 6:00PM

Comunicate por teléfono en este rango horario.

Celia Fiorotto: los secretos de un nivel brillante

Domingo, 28 de Febrero de 2021 / Publicado en Las Gigantes, Liga Nacional Femenina, Selecciones Femeninas
Post Image

La capitana de Quimsa rompió el registro histórico de valoración y brilla en el comienzo de la Liga Femenina. Los por qué de su evolución, según su opinión y la de los DT Mauricio Pedemonte y Gregorio Martínez.

El secreto es que no hay secreto. Tomamos esta frase que utilizó su entrenador Mauricio Pedemonte, técnico de Quimsa de Santiago del Estero, para definir la excelente actualidad de su jugadora estelar. Coincide Gregorio Martínez, su conductor de la Selección Argentina y uno de los formadores del enorme ascenso y la evolución de nuestra protagonista, cuando la descubrió a los 16 años y se la llevó a Unión Florida. Doce años pasaron desde entonces y hoy estamos ante una jugadora ampliamente consagrada.

Hablamos de Celia Fiorotto, la pivote de Quimsa que está viviendo un momento soberbio en la actual temporada de la Liga Femenina. Figura del certamen, la entrerriana está teniendo números de lujo en estos primeros encuentros de la competición: 25,2 puntos, 14,8 rebotes y 3,2 asistencias en estos 4 partidos. Por supuesto, el impacto de esos números se respaldan liderando tres de los rubros más importantes: máxima anotadora y rebotera de la Liga, encabezando también el registro de valoración con medias de 40,2 por encuentro. Por lejos, la jugadora de mejor eficiencia del certamen.

Celia se ha transformado en un pilar fundamental, no solo para la Fusión sino como figura misma de la LFB. En su último partido ante Española de San Vicente logró un récord histórico: 53 puntos de valoración, superándose a sí misma en ese registro. ¿Los números de la noche de gala? 32 puntos (10/15 en dobles y 12/13 en libres), 14 rebotes, 2 asistencias, 3 recuperos, 3 tapas y 9 faltas recibidas en 34:21 minutos.

Había tenido un registro de 49 de valoración días atrás, cuando en el debut de temporada de Quimsa fue derrota ante Vélez (27 puntos, 18 rebotes y 5 asistencias, entre otros muy buenos números). Ese ya era el mejor detalle de la temporada en el rubro, aunque no a nivel histórico porque la dueña de ese privilegio era Agostina Burani en el 2019 con 50 de valoración. No obstante, Celia subió la vara una vez más, el récord personal no duró demasiado y en tan solo 5 días superó el registro histórico con los recientes 53 de eficiencia.

¿Registros anteriores? Más allá de estos tres altos índices, también hay que tener en cuenta que a nivel histórico destacan otros nombres como los de Keira Robinson (aquella recordada extranjera de gran paso por Rocamora en 2018), Andrea Boquete, Ornella Pag, Melisa Gretter, Caro Sánchez o Macarena D'Urso. La cuestión es que, más allá de los registros en este apartado, el momento que atraviesa Fiorotto es por lejos de los más sorprendentes que estamos viendo en la Liga Femenina.

Haciendo una retrospectiva, Celia promedió 12,1 puntos, 11,5 rebotes y 2,6 asistencias en la temporada 2019. Previamente arrojó cifras de 12,3 unidades más 10,1 rebotes y 2,2 en el Apertura 2018; mientras que en el Clausura de ese año fueron 6,7 tantos, 6,1 tableros y 1,6 pases gol. En la primera edición del 2017, el contraste son los 7,3 puntos, 6,0 cristales y 0,7 asistencias. Obviamente si tomamos en cuenta ese registro del 2017 al actual, los números son bárbaros.

"En primer lugar estoy contenta de que se vuelva a jugar al básquet acá en Argentina. Hacía más de un año que se había cortado todo y creo que en los primeros partidos se notó mucho las ganas que teníamos de volver a jugar, de reencontrarnos con amigas. Por suerte tengo amigas en casi todos los equipos y esto de cruzarte nuevamente dentro de una cancha es una alegría inmensa. Felices de volver a jugar. Estoy disfrutando a pleno de estar jugando al básquet", comienza relatando Celia, consultada por su rendimiento personal pero priorizando, por encima de otras cuestiones, la alegría general que nos provoca volver a la actividad. Esto ya marca una tendencia de su personalidad, porque si bien es una dominante en el juego eso no quita el disfrute y hasta esa camaradería que tiene por volver a picar una pelota de básquet. Una profesional que disfruta lo que hace.

Abarcando puntualmente su actual nivel individual, analiza: "Mi rendimiento va de la mano de la confianza que me da Mauri (Pedemonte). Este año tenemos un equipo totalmente distinto al del 2019, no está Juli Mungo, no está Regi (Carosio), ni Andre (Boquete) ni Adi (Adijat Adams)... y si bien en ese año había tenido una buena liga, el goleo estaba mucho más repartido dentro del equipo. Esta temporada Mauri me pidió que tome un poco más de responsabilidades por ese lado y me pone contenta de que vengan saliendo las cosas en general".

"Creo que también corro con una pequeña ventaja al resto de varias chicas de acá de Argentina, que es haber podido ir a jugar 3 meses a Uruguay antes de esta Liga. Más allá de eso tengo también como entrenador a Matías Gallo, que es un tremendo entrenador en lo que se refiere a técnica individual, y la verdad es que estuve entrenando muchísimo con él... me iba 2-3 horas a la mañana, volvía a la tarde, entrenaba con los varones, me sumaba a todos los entrenamientos que daba. Eso me ayudó un montón porque estuve practicando un montón de cosas", añade la entrerriana.

Acá también hay una situación de que se conjugaron varios factores que elevaron su rendimiento. Está en un momento de madurez clave con 28 años (nació el 2 de junio de 1992), que mejoró su juego y que, más en esta temporada y como lo explica ella misma, asumió un mayor rol de líder dentro de Quimsa. Y en todo sentido. Esto es porque dentro del plantel santiagueño se dieron salidas de jugadoras importantes que tenían muchos puntos en sus manos (caso las mencionadas Boquete o Adijat Adams), y en este contexto tuvo que tomar mayores responsabilidades ofensivas. Cumplió y con creces, convirtiéndose en el gran faro de ataque del equipo y con las estadísticas previamente marcadas.

Más allá de esto también hay que tener en cuenta otras situaciones, que la llevaron a convertirse en una deportista profesional y de elite con mayores herramientas para ello. Hablamos desde los cuidados, desde cómo transformó y mejoró su cuerpo, desde su evolución en cuanto al juego que no solo viene por raíz de madurez y experiencia sino también por lo que significan los trabajos técnicos e individuales.

Ya era importante dentro de la estructura de Quimsa y dentro de la Liga, incluso dentro de la selección argentina donde es uno de los grandes valores del juego interior de las Gigantes... sin embargo, lejos de conformarse, la oriunda de Gualeguaychú dio un paso más adelante, y mejoró en cada una de todas las facetas que componen una atleta profesional.

Celia también agrega un posible atenuante, y es cómo toma cada partido de esta fase regular de la LFB sabiendo que no estamos en un torneo largo, que los cuidados desde el físico son fundamentales porque se debe preservar el cuerpo sano y apto para el alto rendimiento. Incluso con la seguidilla de partidos y lo que implica que, más allá de tener una buena rotación, ella es una de las jugadoras que más minutos absorbe dentro del sistema fusionado (es la segunda jugadora con mayor carga de tiempo en cancha promedio, con un registro de 36,6 minutos por juego).

"Me siento bien físicamente como para poder afrontar cada uno de los partidos. Para nosotros en Quimsa quizá se nos hace un poco más duro porque jugamos partidos más seguidos, por eso hay que hacer una correcta recuperación buscando siempre estar lista para el próximo juego. En esta primera fase son 9 partidos, hay que estar bien cada vez que te toca jugar porque te enfrentás una sola vez contra cada equipo. Por eso también me mentalizo en que cada partido es una final, y prácticamente es así porque no tenés revancha. Lo tomo de esa forma, pensando en ganar todos los partidos que se puedan y quedar lo mejor posicionadas posible", dice Fiorotto.

Así lo ve también Gregorio Martínez, quizá el técnico más influyente dentro de la carrera de Fiorotto. El actual técnico de la Selección Argentina la conoce muy bien desde los 16 años, cuando en ese momento logró reclutarla desde su Gualeguaychú natal (había arrancado a jugar en el club Independiente de esa ciudad) para llevársela a Unión Florida, entidad en la que Martínez dirigió tantos años y cosechó grandísimos éxitos. Fue en un plan de detección de altura y talento, en ese 2008 Celia pasó de Independiente a Florida y desde entonces, hasta el día de hoy donde ahora ambos coinciden en la selección, se forjó todo un vínculo.

"La evolución de Celia es un ejemplo. Es una chica que todo el tiempo ha ido mejorando cosas hasta convertirse en una atleta, fundamentalmente, y hacerse una deportista profesional, no únicamente para cobrar por jugar al básquet sino también por ser una chica que se cuida mucho, con buenos hábitos alimenticios y cómo ha mejorado su físico de una manera determinante", comienza relatando el entrenador en jefe de la selección.

Desde aquel 2008, hasta el 2016 inclusive, Fiorotto desplegó su talento en el club de Vicente López. Luego al año siguiente pasó a Berazategui, equipo con el cual dentro de la Liga Femenina cosechó también algunos títulos. Para el 2019 se sumaría a Quimsa, donde siguió triunfando. Y todo en ascenso, desde su formación, desde aquella joven que comenzó a jugar a los 9 años hasta toparse con esta realidad que la transforman en la jugadora más determinante de la Liga Femenina.

"Se ha hecho una jugadora completa. Es buena gente, se ha hecho importante para los grupos, y aparte se ha hecho una deportista profesional. Es un placer verla y un orgullo verla para quienes tuvimos de alguna manera que ver en su formación que haya adquirido esos hábitos y que se haya convertido en la mejor jugadora posible. Se ha esforzado mucho, se merece todo lo que le pasa porque realmente es una chica que ha trabajado mucho para esto, la ha remado un montón y ha tenido una conducta donde se comporta de una manera muy buena. Se ha convertido en una jugadora determinante, no solo para la Liga sino también para la selección, porque creo que también para la selección va a ser importante", analiza Gregorio.

Quimsa se ha fortalecido en estas últimas ediciones de la Liga Femenina hasta transformarse en uno de los equipos más poderosos de cada temporada y torneo que debe afrontar. Lo ha hecho no solo en el plano nacional sino también a nivel internacional, incluso representando al país en los certámenes continentales de clubes, y dentro de toda estructura está claro que el tener piezas fuertes que hagan sólido el funcionamiento colectivo hace que todo sea posible.

Trabajando en Santiago del Estero desde 2019, Fiorotto dio un giro más en su carrera personal ya que se profesionalizó en otras áreas y a partir de ello consiguió una mejora sustancial en su juego.

"El secreto de Celia es que no hay secreto: es trabajo, constancia, orden, disciplina... ella es así" suma Mauricio Pedemonte, su actual entrenador en Quimsa. "Hay mucha dedicación detrás de Celia... de poner su mente las 24 horas en esto, en cómo se cuida... es una deportista profesional, está haciendo un trabajo bárbaro. Para mí es una suerte tenerla dentro del equipo. Encaja justo. Es un placer y una suerte de tenerla dentro del equipo en quizá su mejor momento deportivo. Si bien ha hecho sus números, en el equipo nos repartimos cargas pero ella ha tenido una alta efectividad".

El técnico mendocino no se olvida que, más allá de cuestiones de maduración o eficiencia dentro de su sistema, el disparador principal de Celia es su calidad humana, desde la solidaridad hacia sus compañeras, para ayudarlas, acompañarlas y guiarlas, como así también desde lo que refiere dentro de la cancha, generando siempre espacios para sus compañeras, desde ese juego en equipo, y como una de las voces de mayor madurez por tanto recorrido hecho. Una capitana con todas las letras, desde lo deportivo y lo extradeportivo.

"Principalmente, más allá de lo deportivo, a Celia también se le suman sus dones como persona. Es una deportista 360: tiene ascendencia sobre sus compañeras, es la capitana, las chicas la escuchan mucho, y es muy querible porque es una líder positiva, una líder que lidera con el ejemplo. Es una atleta de excelencia en el básquet argentino. Nos alegramos muchísimo que esté pasando por este momento. El desafío va a ser mantener ese pico, y si no puedo hacerlo, seguro ella hará mejor a sus compañeras, porque esa es otra de sus grandes características. El año pasado por ejemplo la hizo brillar mucho a Andrea Boquete y al resto de sus compañeras. Y ese es otro de sus grandes puntos, que cuando no brilla ella hace destacar a sus compañeras", continúa su técnico en Quimsa.

Pedemonte hace un párrafo aparte y muy especial para "las compañeras que le han tocado también", quienes "son responsables y ayudan a este momento que está viviendo Celia, es imposible no mencionarlas a todas como parte de este presente". Esto es desde siempre, haciéndola una mejor jugadora, y sin que este año sea una excepción. "Todo se conjuga, los engranajes y las piezas encajan para que también tenga muy buenas compañeras al lado y la hagan brillar también", cierra el entrenador, vigente campeón de la LFB.

Andrea Boquete, Melisa Gretter, Luciana Delabarba, Regina Carosio, Julieta Mungo, Carla Miculka, las hermanas Florencia y Munay Martínez, Gisela Vega, Mabel Martínez... ahora sumando esta temporada a Johanna Puchetti, Manuela Ríos, entre otras... tantas vivencias y tantos vínculos forjados fueron llevando a Celia a todo este momento que vive en la actualidad. Que, como bien se explicaba, más allá de ese plus que adquirió transformándose en una deportista profesional y de elite, también viene de la mano con todas las jugadoras que la fueron acompañando y acompañan en este camino.

De esta forma, Celia Fiorotto sigue brillando y encaminándose como una de las jugadoras más desequilibrantes de la actual temporada 2021. Su evolución, su explosión y calidad, se conjugan todos estos puntos que fuimos marcando y que han permitido que su juego se refleje tan fuertemente, desde lo numérico pero también desde la preponderancia que tiene en su despliegue y en el ambiente. Será cuestión de sentarse y seguir viendo más funciones de lujo por parte de la entrerriana, que sigue en ascenso y se proyecta mucho más desde lo personal como así también en lo colectivo para Quimsa.

Informe: Lucas Leiva- Prensa AdC
Fotos: La Liga Contenidos

INGRESE CON SU CUENTA PARA TENER ACCESO A MATERIAL DIFERENCIADO

CREAR CUENTA

OLVIDÓ SU CUENTA?

REALIZÁ UNA DENUNCIA

Accedé a nuestra Política de Transparencia, los valores estratégicos de gestión y el alcance de aplicación de nuestra organización.

La Confederación Argentina de Básquetbol tiene entre sus objetos la organización de la actividad. Si observaste o tomaste conocimiento de una irregularidad, podes realizar tu denuncia. Nuestro compromiso de gestión incluye mediar y analizar situaciones irregulares en el ejercicio y práctica de nuestro deporte.

SUBIR